La ecuación del Cambio

Administrar el cambio es un desafío.

Múltiples factores entran en acción.

¿Podría darse una lista definitiva de los componentes del cambio duradero?

En Switch, la obra de Chip Heath and Dan Heath se enfatiza en la necesidad de lograr:

-convencimiento racional.

-convencimiento emocional.

Lo anterior apelando a la ya ancestral dualidad, lucha entre emoción e intelecto en el ser humano.

No obstante, en Linkedin empezó a circular una “ecuación del cambio” que podría ser una buena base de ilustración y entendimiento acerca de los componentes básicos del cambio, y qué esperar si alguno de estos elementos falta.

Esta figura, adaptada, muestra la ecuación del cambio:

ecuación del cambio-adaptación

Los elementos del cambio duradero entonces se plantean como:

  • Visión: saber cuál es el punto A y el B; definir la brecha.
  • Habilidades: tener las destrezas y capacidades intelectuales, técnicas y emocionales para una correcta ejecución
  • Incentivos: apelar a la emoción, según las necesidades del individuo, básicas o más elevadas (en un enfoque Maslow)
  • Recursos: tiempo, dinero, prioridades
  • Plan de acción: la ruta organizada, deliberada de acción y contingencias para cruzar de A a B.

Cuando alguno de los componentes falta, los resultados no son el cambio esperado.

Si falta:

  • Visión: no sabemos a dónde vamos (y probablemente tampoco dónde estamos). Si, confusión es un resultado posible. Letargo, demoras, aplazamiento otros resultados.
  • Habilidades: sin las destrezas el avance es menor, aumenta la presión. Si, ansiedad es un escenario, así como errores, duplicaciones, lentitud. Incentivos: “¿qué hay para mi?”, sin la motivación correcta el espíritu decae, el interés se desvanece. Quizás el cambio gradual se un resultado posible, y más aun un cambio errático, y poco arraigado. ¿Será el génesis de un Déja-Vu-Management?
  • Recursos: sin recursos, como tiempo, dinero y correctas prioridades, las iniciativas terminan siendo buenas intenciones. Se engendra la frustración, o bien el estancamiento, la parálisis.
  • Plan de acción: es bueno saber el punto A y el B, pero también es necesario tener una ruta. ¿Qué hacer, cómo y cuándo? Si esto falta los arranque en falso conducirán a pérdidas de rumbo, mucho desperdicio y quizás a desistir de perseguir la meta.

Fuentes originales de la “ecuación del cambio”

Debemos indicar que no hemos podido localizar la fuente original de la figura, pero nuestra investigación nos llevó a:  Karen Ferris, quien cita varias posibles fuentes, siendo una de las probables una figura más elaborada, desarrollada por la Universidad de Syndey en Australia.   Todos los derechos al autor como corresponde. En este artículo solo se pretende elaborar, así como aportar una traducción y adaptación a la figura original.

Este artículo se publicó en i4is de Blackberry&Cross 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s